ACUPUNTURA PARA DEJAR DE FUMAR

Esta terapia, perteneciente a la Medicina Tradicional China, está resultando ser uno de los mejores recursos para dejar de una vez este perjudicial hábito. Gracias a la ayuda de la acupuntura puede conseguirse un empujón muy necesario cuando uno está decidido a dejar el tabaquismo.

El tratamiento de acupuntura para dejar de fumar no es milagroso, sino que tiene fundamentos científicos, energéticos y clínicos que avalan la técnica. También es necesario que el fumador tenga la decisión tomada y ponga toda su voluntad en dejar el tabaco. Gracias a una terapia de apenas 30 minutos por sesión que se alargara durante cuatro semanas y la aplicación de unas agujas indoloras es posible reforzar tu voluntad y equilibrar la energía de tu organismo para que resulte mucho más sencillo dejar de fumar.

El tratamiento consiste en colocar unas 20 agujas en diferentes puntos de acupuntura, para lograr de esta forma que individuo reequilibre su energía y disminuya sus niveles de ansiedad y nerviosismo, que suelen aparecer cuando uno está dejando de fumar. Durante la sesión muchas personas se relajan totalmente e incluso se duermen, gracias a esta relajación se van atenuando las ganas de fumar, se refuerza la voluntad y se elimina la posible ansiedad que sufra el paciente.

El tratamiento con acupuntura y especialmente de la auriculoterapia (Acupuntura de la oreja), resulta muy efectiva durante los primeros 6 meses de tratamiento, para reconfortar al individuo y soportar los síntomas de deprivación. Si después de estos seis meses de tratamiento el individuo no ha abandonado el hábito de fumar es posible que recaiga en el hábito nuevamente.

En muchas clínicas se ofrecen estas terapias para fumadores, que ponen a tu alcance una ayuda extra para dejarlo de forma definitiva. Si la persona está decidida a dejarlo, puede conseguirlo en 4 u 8 sesiones de acupuntura sin importar el tiempo que se lleve fumando.