AGUA ESTRUCTURADA E HIDRATACIÓN ÓPTIMA

• El agua existe en estado líquido, sólido, gaseoso y viscoso, este último se conoce como agua estructurada y es el tipo de agua que se encuentra dentro de las células de su cuerpo.
• Un componente fundamental de la hidratación adecuada es transportar el agua dentro de la célula, y una de las formas más efectivas de hacerlo es consumirla en forma de alimentos vegetales. Las semillas de chía y aloe vera, así como los geles de cactus también son excelentes fuentes de hidratación.
• También puede estructurar el agua que ya está presente en su organismo al exponer regularmente su piel desnuda a la radiación infrarroja y ultravioleta, como la de la luz del sol. Esta es una estrategia superior que beber agua estructurada.
• Su estado de hidratación puede determinarse de manera ambigua al observar el color y cantidad de su orina, así como su frecuencia de micción. Sin embargo, 2 de los primeros signos de deshidratación son la niebla mental y el cansancio vespertino.
• Una forma de evitar ir al baño por la noche es “anticiparse”, es decir, beber la mayor parte del agua por la mañana y luego evitar tomar unas cuantas horas antes de irse acostar.

La Dra. Dana Cohen ha sido internista (doctora en medicina interna) durante los últimos 20 años y su enfoque ha estado dirigido a la medicina integrativa o funcional. Cuando la experta recién egresó de su residencia, tuvo el mérito de trabajar con el Dr. Robert Atkins, uno de los precursores de la alimentación baja en carbohidratos, lo que cambió por completo su perspectiva sobre la medicina.
En este articulo, abordamos la importancia de la hidratación, el tema de su libro, “Quench: Beat Fatigue, Drop Weight, and Heal Your Body Through the New Science of Optimum Hydration” (Sacie su sed: Combata la fatiga, baje de peso y sane su cuerpo con la nueva ciencia de la hidratación óptima). En palabras de la autora:
“He estado esperando publicar mi libro por 20 años. Mi coautora, Gina Bria, vino a visitarme un día. Ya había fundado la Hydration Foundation y siendo antropóloga cultural hizo su investigación sobre cómo se hidratan las comunidades del desierto. ¡Está claro que no beben 8 vasos de agua al día!…
Me dejó atónita. Empezó a contarme sobre la investigación que estaba realizado Gerald Pollack [profesor de bioingeniería] sobre el cuarto estado del agua … y cómo las comunidades del desierto se hidratan. Lo hacen a través del gel. Incluso las plantas del desierto se hidratan de dicha forma.
Teníamos mucho en común. Su madre estaba en una residencia geriátrica y sufría de deshidratación. En mi caso, mi madre estaba en una residencia geriátrica y tenía Alzheimer. La miré y le dije: ‘¿Te gustaría escribir un libro al respecto?’
En lo particular como médico, sé que esto es algo de lo que todos mis pacientes pueden beneficiarse – desde los atletas que atiendo hasta mis pacientes más graves. Me parece que afecta a todos. No se trata de una deshidratación excesiva en la que es necesario administrar líquidos por vía intravenosa.
Estamos hablando de una deshidratación subclínica de bajo grado que a casi todos nos afecta en algún momento, prácticamente a diario. Eso fue hace 3 años y medio. Nos sumergimos en la investigación y se nos ocurrió el libro”.
La importancia del agua estructurada
Un componente fundamental de la hidratación adecuada es transportar el agua dentro la célula. Esta es un área en la que resulta elemental comprender el cuarto estado del agua que explica Pollack. Siempre hemos sabido que el agua existe en estado líquido, sólido y gaseoso.
Pero también existe un cuarto estado donde se presenta en forma viscosa como el gel, dicha fase o estado lo conocemos como agua estructurada.
Un término más técnico es el agua en zona de exclusión (EZ, por sus siglas en inglés). Este es el tipo de agua que se encuentra dentro de las células de su organismo.
“Asimismo, se trata del mismo estado en el que se encuentra en las plantas y la naturaleza”, explicó Cohen. Al introducir en su organismo más cantidad de esta agua viscosa, puede hidratarse mejor. En este estado, el agua también contiene energía, como una batería. Pollack se refiere a él como H302, ya que contiene más electrones.
Una de las maneras más sencillas de introducir este tipo de agua en su organismo es consumir más verduras de hoja verde. La experta afirma que, “de hecho, es algo muy simple. Existen diversos elementos en el libro que responden a la intuición. Sin embargo, ahora, la investigación está respaldando el porqué deberíamos comer nuestra agua”.
También puede estructurar el agua que ya está dentro de su cuerpo al exponer regularmente su piel desnuda a la radiación ultravioleta (UV) y de infrarrojo cercano, es decir, a la luz del sol. Me parece que es una estrategia superior que beber agua estructurada. Cohen coincide con esta idea, y agrega:
“Otra cuestión muy interesante que hemos descubierto es que necesitamos verduras, luz y agua para producir energía. ¿Sabe cuál otro ser vivo necesita eso? Es muy parecido a lo que pasa con las plantas y la fotosíntesis. Somos mucho más similares a las plantas de lo que nos imaginamos. Sin lugar a dudas, la luz ultravioleta es un componente fundamental”.
¿Cómo saber si está deshidratado?
La creencia popular nos indica que necesitamos beber 8 vasos de agua al día. Otra manera, más cuantitativa, es observar el color de su orina, suponiendo que no esté tomando suplementos de vitamina B, específicamente riboflavina, que hace que su orina tenga un amarillo fluorescente.
Si su orina es de color amarillo claro, probablemente no esté deshidratado. La orina oscura es una señal de que necesita más agua. Sin embargo, solo porque tenga orina de color claro no significa que haya optimizado su agua intracelular. Una tercera forma de evaluar su estado de hidratación es vigilar la frecuencia con la que orina.
De acuerdo con Cohen, debería hacerlo aproximadamente cada 3 horas durante el día. (Por la noche, su cuerpo produce una hormona antidiurética que suprime la micción). Asimismo, su volumen de orina puede ser otro indicio.
Si es escaso, puede tener cierto grado de deshidratación, sobre todo si su frecuencia también es baja. La sed no es una buena forma de determinar su hidratación, ya que la mayoría de nosotros hemos aprendido a ignorarla.
En palabras de la propia Cohen: “La verdad es que, si tiene sed, ya es demasiado tarde. Ya está mucho más deshidratado de lo que consideraría admisible. Otros signos que debe supervisar son fatiga y niebla mental. Pues probablemente son mejores signos de deshidratación crónica y de bajo grado que cualquier otra cosa.
Me parece que el cansancio vespertino es un primer signo. En lugar de pensar, ‘Bueno, tal vez sea por mi nivel de glucosa’, es más probable que esté ligeramente deshidratado.
Primero tome líquidos en forma de jugos verdes o incluso agua con un poco de sal marina, en lugar de tomar una barra de chocolate o algo parecido. También podría pellizcar la parte superior de su mano y ver si [su piel] vuelve a su lugar de manera adecuada”.
Anticipe su consumo de agua
Aunque los niveles de hormona antidiurética suelen disminuir con la edad, sigue siendo viable estar completamente hidratado y no interrumpir su sueño por ir con frecuencia al baño. Si es mayor y tiene que orinar más de una vez por noche, consulte el problema con su médico.
Una forma de evitar ir al baño durante la noche es “anticiparse”, es decir, beber la mayor parte del agua por la mañana y luego evitar tomarla unas horas antes de irse a la cama.
“Así es como las personas del desierto se hidratan. Beben la mayor parte del agua por la mañana”, dice Cohen. “Anticipan su consumo. Añadir minerales en forma de una pequeña pizca de sal marina y tal vez un poco de limón es una medida sencilla que puede adoptar por la mañana. Asimismo, deje de beber a cierta hora de la noche. Debe sentirse bien e hidratado”.
Alimentos con un alto contenido de agua estructurada
Ya hemos mencionado que los alimentos vegetales, como las verduras de hoja verde, son una fuente importante de agua estructurada. Otra excelente fuente son las semillas de chía. Cuando se colocan en cualquier tipo de líquido, forman un gel a su alrededor.
Cohen explica que “en México existe una etnia de corredores, los Tarahumaras, que recorren maratones con semillas de chía en lugar de agua para mantenerse hidratados en todo momento. Otras plantas que proporcionan una excelente hidratación son los geles de aloe y cactus, como el de la tuna. Podría agregar el gel a su batido o tragarlo directamente.
“La primera vez que escuché hablar de ellas fue cuando estuve en un hotel en Arizona y el personal infundió agua con tuna. Es más hidratante y se puede percibir. Yo lo noté, porque todos los días me encontraba en ponencias y me sentí mucho mejor en comparación a cuando estuve en Las Vegas bebiendo agua todo el día”.
Para hidratarse con las semillas de chía, primero muélalas en un molinillo de café. Al hacerlo, se creará una superficie más grande que luego puede crear más gel. Cohen sugiere agregar 1 cucharada sopera a un batido u otra bebida, o encima de la ensalada.
“Si las muele, no tiene que dejarlas remojando por tanto tiempo. Incluso con solo 5 minutos de remojo, comenzará a ver a su alrededor esa forma gelatinosa”, dice la experta. “También existen recetas en internet para preparar deliciosos postres con chía que puede mezclar con agua de coco e incluso con unos cuantos arándanos. Es un postre sumamente hidratante”.
En lo particular, todos los días suelo ponerle a mi batido 1 cucharada de semillas de chía y linaza que he dejado remojar durante la noche. Además de hacerlas más deliciosos y biodisponibles, remojar las semillas también ayuda a disminuir las lectinas que pueden ser inflamatorias. Si se remojan durante la noche, tampoco es necesario molerlas.
Los beneficios de los concentrados de electrolitos
También están a la venta diversos concentrados de electrolitos, que pueden ser muy valiosos. Sin embargo, nuestra experta no aborda ningún producto en su libro, ya que se centra exclusivamente en cómo obtener sus electrolitos a través de alimentos enteros. Ahora bien, un concentrado de alta calidad puede ser útil en algunas situaciones, y muchos protocolos de rehidratación los incluirán.
En mi caso particular, alterno el uso de un concentrado de electrolitos y beber agua pura, y como resultado mi ángulo de fase ha mejorado. El ángulo de fase es un parámetro de la bioimpedancia de su cuerpo y refleja la integridad de su membrana celular. Este representa un grandioso parámetro de la salud general.
El dispositivo en sí es una poderosa herramienta para ayudarlo a determinar el objetivo de su estado de hidratación, porque cuando mejora la hidratación intracelular, mejora la capacidad de su cuerpo para conducir y generar electricidad. Para más información al respecto, consulte mi artículo con Zach Bush.
Uno de los beneficios de los electrolitos es que ayudan a atraer agua a las células, por lo que aumentan la hidratación intracelular. No es algo que deba beber todo el tiempo, pero alternarlo unos cuantos días al mes puede ser beneficioso. No consuma las bebidas deportivas que venden en su supermercado local, ya que están repletas de azúcar.
Asimismo, para tener un óptimo estado de hidratación necesita sal natural en su alimentación. En su libro, “The Salt Fix” (La solución de la sal), James DiNicolantonio, quien tiene un doctorado en farmacia, analiza los detalles de por qué la necesita.
En el caso de la sal saludable sin procesar, como la sal del Himalaya o la sal del mar, consumir de 6 a 8 gramos al día probablemente sea beneficioso para la mayoría de las personas y ayudará a mantener un equilibrio electrolítico saludable.
La importancia de filtrar su agua
En general, es difícil encontrar agua pura a menos que filtre el agua del grifo. Recientemente le solicité a mi autoridad local de recursos hídricos que realizara un estudio hidrológico de mi suministro. Primero, me enviaron un PDF de 5 páginas con las mediciones de 4 contaminantes, uno de los cuales era el fluoruro.
Más tarde solicité el análisis completo, que resultó en un informe de 60 páginas que incluía literalmente cientos de sustancias químicas, como ácido 2,4-diclorofenoxiacético, dioxinas y glifosato en una proporción de 4 200 partes por billón. Por desgracia, no existe garantía de que el agua embotellada sea mucho mejor.
Además de los problemas de la contaminación por plástico, la contaminación por microplásticos y el problema con las sustancias químicas de los plásticos que se filtran en el agua, el agua embotellada suele estar igual de contaminada con productos químicos que el agua del grifo. Rara vez el agua embotellada se somete a una filtración superior, y sus regulaciones son, en realidad, más laxas en comparación con las del agua municipal.
“En el libro, ni siquiera hablamos de filtrar nuestra agua, porque no es nuestro objetivo”, dice Cohen. “Sin embargo, recomendamos que las personas consulten la página EnvironmentalWorkingGroup.com. Este grupo cuenta con una lista de filtros1 en función de su presupuesto. Es realmente muy útil.
Y luego nos topamos con otra cuestión. Si filtra su agua, con algo como la ósmosis inversa, que en la actualidad representa un criterio de referencia en lo tocante a la filtración, debe reemplazar algunos de esos minerales y electrolitos. En este caso es donde algunos de esos reemplazos [de electrolitos] serían adecuados.
Asimismo, FindASpring.com es un grandioso sitio web. Pedirles a las personas que llenen sus botellas en un manantial es demasiado, pero me parece que, si está buscando una solución, esta es una gran opción. Embotelle su propia agua y llévela a casa, no olvide buscar contenedores de buena calidad para hacerlo”.
Cabe señalar que la ósmosis inversa también desestructura el agua, por lo que es necesario reestructurarla de nuevo. Pero algo todavía más problemático es que si tiene un tanque de retención, las bacterias heterótrofas pueden comenzar a crecer en él, lo que puede ser nocivo si tiene problemas de salud.
Cómo el movimiento afecta la hidratación
La segunda mitad de la hidratación implica al movimiento físico.
Antes de eso, solo habíamos visto la fascia de cadáveres disecados y secos. Cohen explica:
“Nos dimos cuenta … que la fascia actúa como una bomba hidráulica. Mueve los fluidos a través de su cuerpo. Pensábamos que los fluidos se movían a través de la sangre y el sistema linfático. Ahora sabemos que la fascia mueve los fluidos y también la electricidad. La noción de que debe mover sus articulaciones para lubricarlas [resulta lógico] y ahora entendemos por qué.
Al igual que la idea de estar sentado todo el día – que literalmente evita que el líquido se mueva por su cuerpo. Así que esta es otra razón por la cual tenemos que levantarnos y movernos de vez en cuando.
El movimiento representa la segunda mitad de la hidratación. Necesitamos obtener nuestra agua de las plantas… hacer más agua viscosa en nuestros cuerpos… y luego debemos moverla.
Esto podría ser posible por medio de micromovimientos muy simples que todos puedan hacer. Básicamente, su cabeza puede actuar como una bomba hidráulica para que el líquido entre y salga de su cerebro. Si lo piensa detenidamente, es un tanto apabullante. Es instintivo.
Pero, ¡vaya! Este es un paradigma completamente nuevo digno de reflexión – la fascia es un sistema de movimiento y existe una nueva “fase de movimiento” del agua. Existen algunos nuevos descubrimientos que son muy interesantes… Me sorprendió lo complejo que era cuando comencé a leer esta investigación del agua. Todavía nos queda mucho por descubrir al respecto”.
La hidratación afecta su capacidad de desintoxicación
En mi opinión, la hidratación es uno de los pilares de la salud. Y como puede constatar, no se trata solo de beber agua. En realidad, es un tema bastante complejo. Por ejemplo, todos sabemos que el ejercicio es beneficioso, pero muy pocos aprecian que el movimiento del agua alrededor de sus tejidos sea una de las razones.
Tal y como lo observó Cohen, la hidratación va más allá del simple consumo del agua. Debe estar adecuadamente hidratado para desintoxicarse y deshacerse de los residuos a través del sudor, las heces y orina, por lo que el ciclo de hidratación también implica su desecho.
En el mundo tóxico de la actualidad, sería insólito encontrar una persona que no necesite desintoxicarse regularmente para proteger su salud.
“Le reitero, estar bien hidratado es el primer paso para cualquier tipo de programa que emprenda, ya sea un nuevo tipo de alimentación o un nuevo [protocolo] de desintoxicación. Si no está hidratado de manera óptima, no va a funcionar. Es el cimiento de la salud. Es la base de toda la homeostasis en nuestro cuerpo, todo el equilibrio de nuestras células…
El fundamento del libro son los batidos con verduras. Yo distingo que los batidos son básicamente verduras maceradas o licuadas, no necesariamente yogurt o proteína – solo verduras licuadas con agua, tal vez con un poco de chía si le gusta [y] jengibre, limón, un poco de sal marina”.
Solía recomendar los jugos, y todavía me parece que tomarlos es importante, sin embargo, creo que los batidos son mejores, sobre todo porque consume el alimento entero, lo que incluye a la fibra vegetal, que resulta particularmente beneficiosa. Nutre bacterias beneficiosas en el intestino, que a su vez descomponen la fibra en ácidos grasos de cadena corta.