ALGUNOS ALIMENTOS CON ACCIÓN ANTIINFLAMATORIA

Las Cerezas: El extracto de cereza ácida es diez veces más eficaz que la aspirina para aliviar la inflamación. Sólo hay que tomar dos cucharadas de jugo concentrado de cerezas al día para obtener unos buenos resultados. El mismo compuesto calmante se ha encontrado también en bayas como las moras, las frambuesas, los arándanos y las fresas.

El Apio y las semillas de apio: Hay más de 20 compuestos antiinflamatorios en el apio y las semillas de apio, incluyendo una sustancia llamada apigenina, que tiene una potente acción antiinflamatoria. Añadir las semillas de apio a las sopas, guisos o como sustituto de la sal en muchas recetas.
El Jengibre: El jengibre reduce los niveles de prostaglandina en el cuerpo, que causan dolor, y se ha utilizado ampliamente en la India para tratar el dolor y la inflamación. Un estudio realizado por investigadores de la India observó que al administrar jengibre a personas que padecían dolores musculares, todas ellas experimentaban una mejoría. La dosis recomendada de jengibre es entre 500 y 1.000 miligramos por día. Si se está tomando algún medicamento, consultar con un profesional de la salud acerca de posibles interacciones entre la hierba y el fármaco.

La Cúrcuma: La cúrcuma (curcuma longa) es la especia amarilla de uso común en el curry indio. Las investigaciones han mostrado que es más eficaz que los esteroides como antiinflamatorio cuando se trata de una inflamación aguda. Su ingrediente terapéutico principal es la curcumina. Las investigaciones indican que la curcumina inhibe el dolor a través de un mecanismo similar al de fármacos como los inhiidores de la COX-1 y la COX-2 (sin los efectos secundarios nocivos). Elegir un extracto estandarizado con 1500 mg de contenido de curcumina por día.

El pescado azul: Muchas especies salvajes de pescado azul como el salmón, la caballa y el arenque, contienen unos valiosos aceites, los ácidos grasos omega-3. Los omega-3 se convierten en el cuerpo en sustancias similares a las hormonas que disminuyen la inflamación y el dolor. El aceite de pescado es un agente antiinflamatorio y actúa directamente sobre el sistema inmunológico mediante la supresión del 40% al 55% de la liberación de citoquinas, compuestos que se sabe destruyen las articulaciones. Muchos otros estudios demuestran también que el consumo de cantidades moderadas de pescado o de aceite de pescado reduce el dolor y la inflamación, en particular para los enfermos de artritis.

Las Semillas de lino y el aceite de lino: Las semillas de lino recién molidas y el aceite de linaza prensado en frío, contienen abundantes cantidades de ácidos grasos Omega-3. No obstante, no cocinar con aceite de linaza, dado que producirá un efecto contrario irritante en los tejidos del cuerpo y causará dolor. Ver Semillas de lino para combatir cáncer de próstata.

Las Nueces crudas y el aceite de nuez: Las nueces crudas y el aceite de nuez también contienen ácidos grasos omega-3 que combaten el dolor y la inflamación en el cuerpo.