ESPIRULINA, UNO DE LOS MEJORES ALIMENTOS DE ESTE PLANETA

RESUMEN

  • La espirulina es un alga verde-azul de agua dulce y salada con poderosos beneficios para la salud. A menudo, es confundida con la chlorella, la principal diferencia entre las dos es que la espirulina es miles de años más antigua y carece de la pared celular dura de la chrorella que le da un aspecto más parecido a una planta que a un alga
  • La espirulina es una fuente alimenticia sostenible con el potencial para acabar con el hambre en el mundo. A diferencia de la mayoría de las plantas, es capaz de soportar variaciones extremas de temperatura y trato descuidado, y aun así desarrollarse
  • Los estudios han demostrado que podría tratar exitosamente una amplia variedad de padecimientos, incluyendo la intoxicación por arsénico, desarrollo excesivo de cándida y rinitis alérgica, además puede disminuir el riesgo de derrame cerebral y cáncer
  • Por lo general, la dosis diaria recomendada es de 3 a 5 gramos, dos o tres veces al día. Comience con una pequeña dosis e increméntela paulatinamente para saber cómo responde su cuerpo a la espirulina
  • Este artículo enlista las posibles reacciones adversas a la espirulina y lo que podría hacer para solucionarlas

Por el Dr. Mercola

Imagine a una planta que pudiera cumplir con la mayor parte de los requerimientos proteicos para la salud, ayudar a prevenir los resfriados y estornudos por alergias, reforzar el sistema inmunológico, combatir la inflamación, ayudar a controlar la presión arterial alta y proteger contra los derrames cerebrales y el cáncer. ¿Existe tal “superalimento”?

Sí, así es, y se llama espirulina. Como indicó una revisión científica realizada en 1993 sobre los beneficios de la espirulina, en el Journal of Applied Phycology:1

Muchos de los estudios preclínicos y algunos estudios clínicos sugieren sus diversos efectos terapéuticos, que varían desde disminuir los niveles de colesterol y cáncer, hasta optimizar el sistema inmunológico, incrementar el número de lactobacilos intestinales, reducir la nefrotoxicidad por metales pesados y medicamentos, y también generar un efecto de protección radiológico“.

A diferencia de las plantas que puede cultivar en su jardín, esta planta “milagrosa” es una forma de alga verde-azul que crece en aguas cálidas, dulces y saladas.

Es un organismo simple, unicelular, que recibe su nombre del vocablo latino helix, que significa espiral, debido a su característica forma física primaveral. Su nombre científico es Arthrospira platensis, y pertenece a la familia de las cianobacterias.

Breves datos históricos sobre la espirulina

El uso de la espirulina como fuente alimenticia data desde el siglo IX en Chad, y se cree que fue utilizada por los aztecas de México en el siglo XVI.2 Los registros históricos reportan la venta de pasteles hechos de espirulina recolectada del lago de Texcoco; estos pasteles planos y secos llamados dihé fueron un elemento básico en muchos alimentos.

La espirulina no fue producida para fines comerciales sino hasta los años 70, cuando una empresa francesa estableció la primera planta de producción de espirulina a gran escala. En pocos años, los Estados Unidos y Japón comenzaron a producir espirulina.

Hoy en día, la espirulina es considerada seriamente como una fuente alimenticia sostenible con el potencial de acabar con el hambre en el mundo, debido a su perfil nutricional y su capacidad única para resistir las variaciones extremas de temperatura y trato descuidado. Las Naciones Unidas la han identificado como un ingrediente principal para combatir la desnutrición mundial.3

En el informe “Sustainable Approaches to Combat Malnutrition”,4 del economista Urs Heierli, Ph. D., exdirector nacional de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, en Bangladés y la India, señaló que un solo gramo de espirulina por día podría corregir la desnutrición de un niño en cuestión de unas cuantas semanas.

La espirulina es tan densa en nutrientes, que la NASA y la Agencia Espacial Europea están investigando los beneficios de incluir la espirulina en la alimentación de los astronautas en las naves espaciales y posibles misiones a Marte.5,6,7

Aparte de la nutrición que provee, la espirulina también tiene múltiples ventajas ambientales. Por ejemplo, para producirla se requiere 10 veces menos agua en comparación de otros vegetales, y puede recolectarse durante todo el año.

Información nutricional de la espirulina

Aunque a menudo la espirulina es descrita como un alga verde-azul, técnicamente es un tipo de cianobacteria, la cual se clasifica como bacteria porque su material genético no está organizado en un núcleo unido a la membrana. A diferencia de otras bacterias, contiene clorofila y, al igual que las plantas y algas, utiliza la luz solar como fuente de energía.

Uno de los rasgos especiales de la espirulina es su alto contenido proteico, que es entre 50 y 70 % de proteína en peso (incluso es más alto que en la carne roja, que contiene aproximadamente 27 % de proteína). Tan solo necesitaría consumir 2 cucharadas de espirulina como sustituto proteico en sus alimentos; además, entre el 15 y 20 % de su peso está constituido por carbohidratos.

También, contiene 18 aminoácidos diferentes, incluyendo a todos los aminoácidos esenciales y 10 de los 12 no esenciales, así como sulfolípidos, que pueden proteger contra la infección por VIH en las células T auxiliares.8 Asimismo, la espirulina contiene:

  • Vitaminas y minerales, entre ellas a la vitamina Ky vitaminas B, calcio, hierro, magnesio, selenio, manganeso, potasio y zinc
  • Yodo
  • Ácido gamma- linolénico (GLA), que es un ácido graso importante para la salud cardiaca y articulaciones
  • Clorofila antioxidante y carotenoides
  • Compuestos de metalotioneína (proteínas combinadas con metales que se unen a isótopos radiactivos pesados) y el fitopigmento ficocianina,un complejo de proteínas pigmentarias de la familia de las ficobiliproteínas recolectoras de luz; así como un pigmento accesorio para la clorofila y un compuesto químico relacionado con la bilirrubina (vea más información en la siguiente sección)

Además de impartir el distintivo color azulado de la espirulina, la ficocianina también es una molécula de almacenamiento de nitrógeno. Los átomos de nitrógeno se unen a metales pesados, como estroncio-90, potasio-40 y cesio-137 radiactivo, lo cual ayuda a eliminar estos metales radioactivos del cuerpo.

La conexión entre espirulina y bilirrubina

Recientemente, James DiNicolantonio, coautor de mi próximo libro en inglés titulado Superfuel, publicó un artículo innovador en inglés, “Antioxidant Bilirubin Works in Multiple Ways to Reduce Risk for Obesity and Its Health Complications“.

En este artículo señala que —en las células de los mamíferos— la ficocianobilina era convertida en ficocianorrubina, un compuesto casi idéntico a la bilirrubina, un producto de degradación de los glóbulos rojos (hemo) y químico responsable del color amarillo en los moretones, orina e ictericia.

Cuando un bebé recién nacido padece ictericia, es colocado bajo una “lámpara de fototerapia” en los cuneros del hospital, para prevenir daño cerebral (kernicterus), en caso de que sus niveles de bilirrubina lleguen a ser demasiado altos. La luz descompone la bilirrubina para que pueda ser eliminada.

Sin embargo, cuando hay niveles apropiados de bilirrubina, puede generar un fuerte efecto de captación de radiales libres. Hasta hace poco, los científicos no sabían que realmente la bilirrubina podía tener propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y ateroprotectoras, cada vez hay más evidencia científica y clínica que lo respalda.

Desde una perspectiva evolutiva/biológica, es lógico que la naturaleza haya creado una manera para que su cuerpo pudiera descomponer el hemo,9 que puede ser tóxico si se acumula.

Se cree que la bilirrubina proporciona estos beneficios a través de su capacidad para inhibir la NADPH oxidasa, (NADPH Nicotinamida-Adenina-Dinucleótido-Fosfato) una enzima metabólica que se activa en una gran cantidad de padecimientos patológicos que generan una gran cantidad de estrés oxidativo.

De hecho, la actividad excesiva de la NADPH parece desempeñar un papel fundamental en una amplia variedad de problemas de salud, que incluyen —entre otras— a enfermedades y complicaciones vasculares en otros padecimientos (por ejemplo, diabetes, insuficiencia renal, ceguera y enfermedades cardiacas), resistencia a la insulina, trastornos neurodegenerativos —como la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson— cáncer, glaucoma, fibrosis pulmonar y disfunción eréctil.

Al parecer, la NADPH es una sustancia química que podría ser útil o dañina según la cantidad que circule en tal momento, por lo que debe ser regulada cuidadosamente por el cuerpo. Por ejemplo, la NADPH oxidasa desempeña un papel clave para ayudar al sistema inmunológico a combatir las bacterias y a que sus células T funcionen correctamente.

Por lo tanto, se deduce que para prevenir muchas enfermedades crónicas podría ser necesario encontrar un recurso para inhibir o modular la NADPH oxidasa. Se cree que la bilirrubina puede ayudar con este efecto modulador.

Las personas que padecen el síndrome de Gilbert comprenden entre el 5 y 10 % de la población e ilustran muy bien este fenómeno, ya que en términos genéticos, se encuentran predispuestas a niveles crónicamente elevados de bilirrubina no conjugada.

Estas personas, que tienen dos o tres veces más bilirrubina que el resto de los demás, tienen un riesgo muy reducido de enfermedad de arteria coronaria, hipertensión, aterosclerosis carotídea y mortalidad general, y se cree que este efecto de protección está relacionado con sus elevados niveles de bilirrubina.

Dado que la ficocianobilina se encuentra muy emparentada con la bilirrubina —y la espirulina es una gran fuente de ficocianobilina— la espirulina tiene un enorme potencial clínico debido a su efecto inhibidor de la NADPH oxidasa; esta es la razón por la cual la ficocianobilina ha sido el tema de estudio en una gran cantidad de investigaciones.

Los extractos de ficobilina han demostrado inhibir la actividad de la NADPH oxidasa en el endotelio aórtico humano, músculo liso aórtico y cultivos de células renales. Y la bilirrubina ha podido proporcionar un efecto protector contra la nefropatía diabética al regular descendentemente la NADPH oxidasa en las ratas.

La bilirrubina puede disminuir el riesgo de obesidad y enfermedades relacionadas, incluyendo a la diabetes tipo 2

Las investigaciones recientes publicadas por DiNicolantonio10 también han descubierto que la bilirrubina puede disminuir el riesgo de obesidad y enfermedades relacionadas por medio de diversos mecanismos, pero principalmente a través de inhibir los complejos de la NADPH oxidasa.

Al regular descendentemente la actividad de la NADPH oxidasa–que puede realizarse con la espirulina, gracias a su contenido de ficocianobilina simuladora de bilirrubina–podría haber “profundas repercusiones en mantener la salud metabólica y vascular”. Como explicaron los autores:

La expresión de la forma inducible de hemo oxigenasa-1 (HO-1) podría ser estimulada por el estrés oxidativo, que con frecuencia se deriva de la actividad de la NADPH oxidasa; la producción resultante de bilirrubina es retroalimentada para reprimir el estrés oxidativo…

[La ficocianobilina, que está unida covalentemente con la ficocianina] es convertida fácilmente en el análogo de la bilirrubina, ficocianorrubina, por la biliverdina reductasa, el cual parece exhibir la misma capacidad de la bilirrubina para inhibir los complejos NADPH oxidasa.

Probablemente, los estudios realizados con roedores puedan explicar en gran medida las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias versátiles de la espirulina oral.

Un estudio epidemiológico reciente y transversal que evaluó a los sujetos con [Síndrome de Gilbert] descubrió que [el Síndrome de Gilbert] estaba relacionado con una menor tendencia a aumentar grasa corporal durante la vejez…

Una deducción razonable es que la bilirrubina no conjugada, libre y con niveles crónicamente elevados–y tal vez una regulación ascendente en la producción de bilirrubina intracelular–de alguna manera podría inhibir al aumento de grasa corporal relacionada con el envejecimiento.

Un estudio relacionado demostró que administrar bilirrubina intraperitoneal —suministrada diariamente durante 14 días— podría inhibir el aumento de peso en ratas a las que se les proporcionaba una alimentación alta en grasas y azúcar. También, se encontró que las inyecciones de bilirrubina prevenían una menor tolerancia a la glucosa…

Dicho modelo podría justificar que el impacto favorable de los niveles elevados de bilirrubina en el riesgo de aumento de peso indeseado refleje mantener la sensibilidad a la leptina hipotalámica…

La activación de la NADPH oxidasa es un mediador clave en la activación microglial proinflamatoria; por lo tanto, podría esperarse que los niveles elevados de bilirrubina apoyaran la función efectiva de la leptina en el núcleo curvado, lo que podría ayudar a controlar el apetito.

El estrés oxidativo en los adipocitos, derivado en gran parte de la actividad de la NADPH oxidasa, parece desempeñar un papel clave en la inducción la resistencia a la insulina y la tendencia a producir adipocina y citoquinas en los adipocitos hipertrofiados.

Por lo tanto, se esperaría que la bilirrubina y hemo oxigenasa ayudaran a mantener la sensibilidad a la insulina de los adipocitos.

De hecho, en estudios epidemiológicos prospectivos se ha encontrado que los niveles de la bilirrubina no conjugada en la sangre podrían estar correlacionados inversamente con el riesgo de síndrome metabólico y diabetes, como confirmó un metaanálisis reciente.

Tanto en los estudios transversales como prospectivos, los niveles más elevados de bilirrubina en la sangre estuvieron vinculados con una mejor sensibilidad a la insulina y menor riesgo de síndrome metabólico y diabetes tipo 2, independientemente del BMI… el principal responsable de este fenómeno podría ser el efecto protector directo de la bilirrubina sobre la función de los adipocitos“.

Además de inhibir la inflamación sistémica, que es una característica de la resistencia a la insulina,11 la espirulina también podría beneficiar a las personas con diabetes, ya que puede mejorar su perfil lipídico (al disminuir los triglicéridos séricos y aumentar las lipoproteínas de alta densidad o colesterol HDL).

La espirulina también podría mejorar la vasodilatación en las personas con obesidad, como resultado de los tipos de alimentación altos en azúcar.

Otras propiedades excepcionales de la espirulina

Además de esta rica mezcla nutricional, la espirulina tiene las siguientes propiedades especiales:

  • Las proteínas en la espirulina son altamente digeribles (83 % a 90 % de digestibilidad), debido a que no tiene paredes de celulosa como las levaduras y la chlorella. Por lo tanto, incrementa la utilización neta de proteínas (entre 53 % y 61 %) y no requiere cocción para aumentar la biodisponibilidad de sus proteínas
  • Los estudios confirman un “índice de eficiencia de proteínas” muy alto en la espirulina, lo que significa que su cuerpo podrá usar estos aminoácidos de manera eficiente
  • El GLA —un poderoso antiinflamatorio— rara vez se encuentra en tan elevadas cantidades en un alimento y, por lo general, el cuerpo tiene que sintetizarlo a partir del ácido linoleico.

El GLA es un precursor de importantes sustancias bioquímicas, como las prostaglandinas, leucotrienos y tromboxanos, que sirven como mediadores químicos para las reacciones inflamatorias e inmunológicas

  • La espirulina no tiene ácidos grasos con números de carbono desiguales y de cadena ramificada de muy bajo nivel–dos tipos de lípidos que los animales de rango superior, como usted y yo, no pueden metabolizar
  • La espirulina tiene aproximadamente el mismo contenido de calcio, fósforo y magnesio que la leche, con un nivel de vitamina E (tocoferol) comparable al germen de trigo

La espirulina frente a la chlorella: similitudes y diferencias

La Chlorella es otra forma de algas que en ocasiones se confunde con la espirulina. La diferencia fundamental entre la espirulina y la chlorella es que la espirulina es millones de años más antigua y no posee la pared celular dura que hace que la chlorella sea más similar a una planta que las algas.

La chlorella es una excelente manera de desintoxicar su cuerpo de mercurio, un problema común si tiene rellenos dentales de amalgama, ha recibido vacunas que contienen timerosal o consume pescado contaminado con regularidad. La espirulina no puede eliminar los metales pesados, ya que carece de una membrana celular.

Sin embargo, puede proteger su hígado contra los efectos tóxicos de los metales pesados y ayudar a eliminar toxinas como el arsénico. También lo protege contra la radiación.

La espirulina en el tratamiento de la intoxicación por arsénico

La mayoría de nosotros no valoramos el agua limpia y saludable. Por desgracia, muchos países luchan contra la grave contaminación por arsénico en el agua, y hasta mediados de la década de 1990, se podía hacer poco por los pacientes que morían a causa de envenenamiento por arsénico. Como se señaló en un estudio de 2006:12

“Millones de personas en Bangladés, India, Taiwán y Chile consumen altas concentraciones de arsénico a través del agua potable, y miles ya han desarrollado intoxicación crónica por arsénico. No existe un tratamiento específico…

Se realizó el presente estudio doble ciego controlado con placebo para evaluar la efectividad del extracto de espirulina más zinc para el tratamiento del envenenamiento crónico por arsénico…

Los resultados demuestran que el extracto de espirulina (250 mg) más zinc (2 mg) dos veces al día durante 16 semanas puede ser útil para el tratamiento de la intoxicación crónica por arsénico”.

Investigadores de Bangladés también realizaron un estudio en un hospital13 donde se administró espirulina a 33 pacientes, mientras que 17 recibieron un placebo. El 82 % (27 de 33) de los que tomaron espirulina manifestaron una gran mejoría después de tomar 3 gramos de espirulina por día durante tres meses y beber agua filtrada para evitar la nueva exposición.

Cómo le protege la espirulina contra la radiación

También hay una gran cantidad de investigaciones que demuestran la efectividad de la espirulina para aislar los efectos de la radiación. De hecho, la espirulina se empleó para tratar a los niños expuestos a niveles bajos de radiación crónica después de la catástrofe nuclear de Chernóbil.

La radiación provoca síndrome hematopoyético, marcado por una disminución de tres vías en las células sanguíneas: El resultado es una infección (relacionada con la insuficiencia de glóbulos blancos), anemia (glóbulos rojos deficientes) y sangrado (bajo conteo de plaquetas). La espirulina ayuda con estos síntomas.14

Los médicos soviéticos del Instituto de Investigación y Clínica de Medicina de Radiación y Endocrinología en Minsk administraron 5 gramos de espirulina diariamente a algunos de los niños que estuvieron expuestos a la radiación durante 45 días consecutivos.15

En comparación con los que no recibieron espirulina, los niños tratados exhibieron mejoras rápidas y hubo evidencia de regeneración de la médula ósea, líquido espinal, células sanguíneas e hígado.

Los recuentos de glóbulos blancos peligrosamente bajos de aproximadamente 1000 (característico de leucemia) aumentaron a 3000 en 20 días, y los niveles de radioactividad en la orina disminuyeron en un 50 % en 20 días.

El Ministerio de Salud de Bielorrusia concluyó que la espirulina acelera la evacuación de radionúclidos del cuerpo humano, sin efectos secundarios adversos. La espirulina fue particularmente eficaz para desactivar y eliminar el cesio radiactivo de sus cuerpos.

La espirulina también ayuda a proteger las células de la radiación gamma, como lo demostró un estudio de 198916 en la médula ósea de ratones. También protege y apoya la salud de sus riñones, que son algunos de los primeros órganos en sufrir daños luego de una exposición significativa a la radiación.

La investigación17 sugiere que la espirulina también protege contra la nefrotoxicidad de los tratamientos contra el cáncer.

La espirulina mejora la función inmunológica

La espirulina también favorece la salud al actuar como un poderoso refuerzo inmunológico.

En un estudio18 realizado por investigadores en el departamento de acuicultura de la Universidad Nacional del Océano de Taiwán, se expuso a camarones blancos a agua de mar que contenía un extracto de espirulina en agua caliente antes de transferirlos a agua de mar con un nivel de pH de 6.8. El grupo de control no fue expuesto a la espirulina.

Los camarones expuestos al agua de mar con espirulina exhibieron una tasa de recuperación más rápida y prometedora a los altos niveles de pH que los que no recibieron la dosis de espirulina antes. Es decir, la espirulina impulsó la recuperación inmunológica y tuvo un impacto beneficioso en la expresión génica después de la exposición al estrés ambiental.

Otros estudios confirman y apoyan la popularidad de la espirulina como un poderoso estimulante inmunológico, que demuestra ser capaz de combatir el crecimiento excesivo de Cándida y fomentar un microbioma intestinal saludable.19

Controlar la Cándida es especialmente importante si padece una enfermedad autoinmune como la enfermedad de Crohn, síndrome de fatiga crónica, Lupus o fibromialgia, ya que la levadura crónica de Cándida puede empeorar sus síntomas. También se ha demostrado que la espirulina inactiva el virus de la inmunodeficiencia humana asociado con el VIH y SIDA.20

Otros beneficios de la espirulina según la investigación

Los beneficios de la espirulina realmente son de gran alcance y continúan siendo investigados a detalle. Como resultado, en realidad no hay manera de cubrir toda la bibliografía relacionada con sus posibles beneficios porque es mucha información.

Ahora bien, enseguida hay una muestra de estudios científicos que manifiestan la posible utilidad de la espirulina para prevenir o tratar una serie de afecciones comunes de salud:

 

Salud ocular — A medida que la población envejece, también incrementa la prevalencia de degeneración macular relacionada con la edad (ARMD, por sus siglas en inglés). ARMD se refiere al deterioro de su mácula (la región del ojo que controla la visión aguda) y es la causa principal de la ceguera.

Las membranas maculares de sus ojos contienen varios pigmentos carotenoides llamados xantofilas: Luteína, zeaxantina y posiblemente astaxantina, siempre y cuando los obtenga como parte de su alimentación.

Estos pigmentos ayudan a proteger sus ojos del daño al disminuir la oxidación de las membranas lipídicas a causa de los rayos ultravioleta, lo que ayuda a prevenir la degeneración de su mácula. Las xantofilas también podrían ayudar a prevenir las cataratas.

La espirulina proporciona 3750 a 6000 microgramos (mcg) de zeaxantina por porción de 3 gramos. Los huevos son otra fuente excelente de luteína y zeaxantina (200 mcg de zeaxantina por yema). La astaxantina también es otro nutriente de origen marino que se encuentra en la familia de los carotenoides y también es un poderoso preventivo para la ARMD.

Salud cardiovascular, incluida la presión arterial — La diabetes y la salud cardiovascular están íntimamente conectadas, por lo que no es de sorprender que la espirulina muestre un gran potencial para las personas con enfermedades cardiovasculares, en lo que respecta a crear mejores perfiles lipídicos, controlar la hipertensión y aumentar la elasticidad de los vasos sanguíneos.

En un estudio de 2001, los pacientes con diabetes que recibieron 2 gramos de espirulina al día mostraron una mejora en la hemoglobina glicosilada y mejores perfiles lipídicos.21 En otro estudio,22 4.5 gramos de espirulina por día durante seis semanas redujeron significativamente los niveles séricos de triglicéridos y colesterol total, mientras que aumentaron el HDL.

También se reguló la presión arterial tanto en mujeres como hombres de entre las edades de 18 y 65 años sin que se realizaran otros cambios en la alimentación.

En otro estudio aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo23 realizado en hombres y mujeres de entre 60 y 87 años, quienes recibieron 8 gramos de espirulina por día durante 16 semanas experimentaron reducciones significativas en el colesterol total en comparación con los controles que recibieron un placebo.

Se cree que la acción lipídica de la espirulina puede deberse a su contenido de ficocianina, que inhibe la actividad de la lipasa pancreática, que a su vez provoca una mayor excreción de triglicéridos a través de las heces.

En un estudio con animales,24 la espirulina incrementó la síntesis y la liberación de óxido nítrico e inhibió la vasoconstricción en ratas que recibieron una alimentación rica en fructosa. En otro, la espirulina protegió a los hámsteres de desarrollar aterosclerosis.25

Salud cerebral y prevención de derrames cerebrales — Un estudio de la India26 encontró que una dosis de 180 mg de espirulina tenía un efecto protector en el cerebro y el sistema nervioso de ratas expuestas a altas cantidades de radicales libres, en comparación con ratas que no recibieron espirulina antes del experimento.

Esta prueba de laboratorio demuestra el prometedor efecto de la espirulina para la prevención de los accidentes cerebrovasculares.

Otros dos estudios (uno publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry,27 el otro en el British Journal of Nutrition28) demostraron que la espirulina reduce la agregación plaquetaria, que desempeña un papel importante en las enfermedades vasculares al reducir el riesgo de tromboembolismo.

Otra investigación29 demostró que una combinación de espirulina, moras azules y espinacas condujo a “una reducción significativa en el volumen de infarto en la corteza cerebral y un aumento en la actividad locomotora después de un accidente cerebrovascular” en ratones.

El estrés oxidativo es una de las principales fuentes de inflamación y, en su cerebro, puede ocasionar pérdida de neuronas de dopamina, así como trastornos neurodegenerativos como el Párkinson y Alzheimer.

Como se explicó antes, se ha demostrado que la NADPH-oxidasa desempeña un papel en estas enfermedades, y al suprimir la NADPH-oxidasa, la ficocianina de la espirulina puede disminuir el riesgo de padecer estas enfermedades cerebrales relacionadas con la edad.

La investigación con animales30 también ha demostrado que las dietas enriquecidas con espirulina pueden revertir la inflamación asociada con la disminución de la neurogénesis (es decir, la inhibición de la producción de nuevas neuronas), que es otro factor en las enfermedades degenerativas del cerebro.

Salud hepática — La acumulación de grasas en el hígado está estrechamente relacionada con el síndrome metabólico y aumenta considerablemente el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular. La enfermedad del hígado graso no alcohólico es la causa más común de enfermedad hepática crónica en América del Norte y es muy difícil de tratar con medidas médicas convencionales.

Los estudios con animales sugieren que la espirulina puede proteger el hígado de varias maneras — como prevenir la acumulación de triglicéridos, inhibir la peroxidación lipídica, reducir la inflamación del hígado y protegerlo del daño causado por metales pesados—probablemente como resultado de sus elevadas propiedades antioxidantes y su capacidad para sintetizar o liberar óxido nítrico.

Alivio para las alergias — De acuerdo con un estudio doble ciego controlado con placebo,31 los pacientes tratados con espirulina reportaron el alivio de síntomas comúnmente asociados con la rinitis alérgica, tales como secreción nasal y congestión, estornudos y picazón.

Según los autores, “la espirulina es clínicamente eficaz sobre la rinitis alérgica en comparación con el placebo. Se deben realizar más estudios para aclarar el mecanismo de este efecto”.

Disminución de la sensibilidad al dolor — Al inhibir las prostaglandinas, que contribuyen al dolor e inflamación, la ficocianina en la espirulina también podría ser útil contra las enfermedades que causan dolor crónico.32
Actividad anticancerígena — Según este estudio con animales que fue realizado en China en el año 2001,33 la espirulina tiene una serie de propiedades de fortalecimiento de la sangre. El estudio concluyó que la espirulina tiene funciones quimioprotectoras, radioprotectoras y muestra potencial para combatir el cáncer.

Las células inmunológicas en la sangre son altamente radiosensibles y se consideran buenos indicadores de los efectos biológicos que tienen lugar a nivel molecular. Un estudio de 200934 también encontró que el extracto de espirulina potenciaba la activación de las células asesinas naturales, que tienen actividad antitumoral.

Actividad antiviral y antirretroviral — La investigación35 publicada en 1998 encontró que el extracto acuoso de espirulina inhibió de manera efectiva la replicación del virus VIH-1. Una concentración de extracto entre 0.3 y 1.2 microgramos por mililitro redujo la producción viral en un 50 %.
Salud de la sangre y la médula ósea — La investigación36 publicada en 2006 encontró que los extractos de espirulina aumentaron la proliferación de las células de la médula ósea y estimularon las células del bazo, lo que resultó en una mayor proporción de neutrófilos (un tipo de célula inmunológica) y linfocitos (una forma de glóbulo blanco) en la sangre periférica y médula ósea.
Fuerza muscular y resistencia — La investigación37 también sugiere que la espirulina puede aumentar la fuerza y resistencia isométrica de los músculos, gracias a su alto contenido de proteínas y aminoácidos esenciales, que son necesarios para el desarrollo muscular.

El rendimiento deportivo también ha mejorado gracias al aumento de óxido nítrico que proporciona la espirulina. La espirulina también es una buena fuente de hierro, necesaria para el transporte de oxígeno y la producción de energía en los músculos.

Sin embargo, tenga en cuenta que el exceso de hierro es una amenaza grave para la salud y es más común que la anemia (deficiencia de hierro). Lo ideal es revisar sus niveles de hierro cada año para asegurarse de estar en un rango saludable.

Cantidad óptima de espirulina: tipos y dosificación

Hay muchos tipos de espirulina disponibles, por lo que es importante investigar antes de realizar una compra. Es importante elegir espirulina orgánica de una fuente confiable dado que la espirulina cultivada en un entorno que no esté controlado tiene el potencial de contaminarse con metales pesados y otras toxinas.

La espirulina viene en cápsulas, tabletas, polvos y hojuelas. La dosificación depende del objetivo que busca al usar la espirulina y a quién se le administra. Enseguida observará algunas recomendaciones generales. También recuerde aumentar el consumo de agua de manantial o filtrada cuando tome espirulina para ayudar a que se absorba en su sistema.

 

Dosis inicial para niños — De 100 a 1500 mg (0.5 a 1.5 gramos)
Dosis de mantenimiento para niños — 5 gramos al día
Dosis infantil para combatir enfermedades — 10 gramos al día
Dosis inicial para adultos — 3 gramos
Dosis de mantenimiento para adultos — 10 gramos al día
Dosis para combatir enfermedades en adultos — 20 gramos al día
Dosis para deportistas — 60 gramos al día

Además de ser su fuente central de vitaminas y minerales esenciales, la espirulina es un poderoso desintoxicante, por lo que, dependiendo de su carga tóxica, podría o no experimentar una reacción de desintoxicación. Por esa razón, lo mejor es comenzar con una dosis pequeña y aumentarla de forma gradual.

Por ejemplo, si es un adulto que desea tomar la dosis de mantenimiento típica de 10 gramos por día, al principio comience con un cuarto o la mitad de dicha dosis (consulte las recomendaciones generales más arriba). Una vez que observe cómo responde su cuerpo, puede aumentar poco a poco su consumo hasta alcanzar la dosis completa recomendada.

Posibles reacciones adversas y contraindicaciones de la espirulina

La espirulina es una fuente segura de proteínas, nutrientes, vitaminas y minerales con un gran historial de uso. Aunque no se conocen efectos secundarios asociados con la espirulina, el cuerpo podría reaccionar en función de su estado de salud actual. Algunas de las reacciones más importantes que podría experimentar incluyen:

Fiebre ligera — El alto contenido de proteínas en la espirulina acelera su metabolismo, lo que puede elevar la temperatura corporal
Heces de color verde oscuro — La espirulina puede eliminar los productos de desecho acumulados en el colon, lo que podría causar deposiciones más oscuras. Además, la espirulina tiene un alto contenido de clorofila, lo que hace que las evacuaciones se vuelvan verdes
Gases — La acumulación de gas podría indicar que su sistema digestivo no funciona correctamente
Nerviosismo — El cuerpo está convirtiendo la proteína en energía térmica, lo que podría causar una sensación de intranquilidad temporal
Brotes o picazón en la piel — Esto es causado por el proceso de limpieza del colon y es una reacción temporal
Sueño — Se debe al proceso de desintoxicación y puede indicar que su cuerpo está agotado y necesita más descanso.

Además, tenga en mente que, aunque la espirulina es completamente natural y por lo general se considera un alimento saludable, tiene algunas contraindicaciones importantes que debe tener en cuenta. Evite la espirulina si:38

  • Es muy alérgico a los mariscos
  • Es alérgico al yodo
  • Está embarazada
  • Está lactando

Si tiene hipertiroidismo (tiroides hiperactiva), consulte a su proveedor de atención médica antes de consumir espirulina. Además, evite tomar espirulina si al momento sufre de fiebre, ya que podría elevarla aún más.

Conclusión

Como puede ver, la espirulina es un poderoso alimento excepcional con una amplia variedad de beneficios. Solo recuerde investigar al respecto a la hora de comprar un producto de espirulina, así como incrementar poco a poco su consumo cuando empiece, hasta que sepa cómo impacta su organismo.

Recuerde, su cuerpo puede pasar por un período de ajuste al empezar a tomarla, y su mejor opción para minimizar el riesgo de una reacción es aumentar gradualmente su dosis.