MERECE LA PENA COMPRAR Y CONSUMIR ALIMENTOS ORGÁNICOS

RESUMEN:

  • Uno de los argumentos de venta más sólidos para procurar consumir alimentos orgánicos es el hecho de que podrían disminuir eficazmente su exposición a pesticidas y otras sustancias químicas dañinas utilizadas en la agricultura convencional
  • Tanto la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia como el grupo de trabajo de la Sociedad de Endocrinología de los Estados Unidos advierten que los pesticidas representan una gran amenaza para la salud humana y que todas las personas deben evitarlos
  • Los estudios recientes confirman que llevar una alimentación orgánica tanto de productos vegetales como de origen animal podría reducir su carga tóxica de forma significativa

 Uno de los argumentos de venta más sólidos para procurar consumir alimentos orgánicos es que podrían disminuir significativamente su exposición a pesticidas y otras sustancias químicas dañinas utilizadas en la agricultura convencional.

Dado que las normas orgánicas prohíben el uso de pesticidas y herbicidas sintéticos, es lógico pensar que los alimentos orgánicos estarían menos contaminados, y los estudios han confirmado que las personas que llevan una alimentación principalmente orgánica tienen menos toxinas en su cuerpo.

Si consideramos el hecho de que exponerse a pesticidas a largo plazo se ha relacionado con la infertilidad, defectos de nacimiento,1,2 disrupción endocrina, trastornos neurológicos, y cáncer, también es lógico concluir que tener menos sustancias químicas tóxicas en el sistema podría mejorar la salud.

De hecho, una parte esencial de llevar un estilo de vida y alimentación saludable en general es la ausencia de sustancias químicas tóxicas.

La exposición a pesticidas es reconocida como una importante amenaza para la salud

Muy recientemente, un informe3,4 emitido por la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia5 (FIGO, por sus siglas en inglés), que representa a obstetras y ginecólogos de 125 países, advirtió que ahora la exposición a sustancias químicas representa una gran amenaza para la salud y reproducción.

Los pesticidas son una de las diversas categorías de toxinas incluidas en el informe; además fueron incluidos en un nuevo informe científico6,7 sobre sustancias químicas disruptoras endocrinas, emitido por el grupo de trabajo de la Sociedad Endocrina.

Este grupo de trabajo advierte que los efectos en la salud causados por estos químicos disruptores hormonales son tales que todas las personas deberían tomar medidas proactivas para evitarlos–en especial las mujeres que buscan embarazarse, están embarazadas y niños pequeños.

Cuando los niños consumen productos orgánicos, disminuyen sus niveles de pesticidas

Uno de los estudios más recientes8 en alimentos orgánicos y su impacto en la carga de pesticidas fue publicado en la edición de octubre de Environmental Health Perspectives. En el estudio participaron 20 niños que residían en Oakland, California, y otros 20 niños de Salinas, California–este último es una importante comunidad agrícola.

Durante los primeros cuatro días, todos los niños llevaron una alimentación convencional. En los siguientes siete días, solo consumieron alimentos orgánicos, seguidos por otros cinco días de alimentos convencionales. Según informó The New York Times:9

Alrededor del 72 % de las muestras de orina, recolectadas diariamente, contenían rastros de pesticidas.

De los seis pesticidas más frecuentemente detectados, dos disminuyeron sus niveles en casi un 50 % cuando los niños llevaron una alimentación orgánica, y los niveles de un herbicida común disminuyeron en un 25 %.

Otros tres pesticidas detectados con frecuencia no fueron significativamente más bajos al llevar la alimentación orgánica. En general, los niveles eran más altos en los niños de Salinas, que en los de Oakland“.

En el estudio10 se obtuvieron resultados similares, realizado por el Instituto Sueco de Investigaciones Ambientales (IVL). Cuando una familia hizo la transición a solo consumir alimentos orgánicos, todos los miembros del hogar disminuyeron tanto el número como la incidencia de pesticidas.

Las personas que consumen alimentos orgánicos tienen niveles 65 % más bajos de organofosfatos

Los organofosfatos (OP) se encuentran entre los pesticidas más utilizados en las granjas de los Estados Unidos. En uno de los estudios más extensos11 de su tipo, los investigadores analizaron la alimentación que llevaban casi 4 500 personas de seis ciudades de los Estados Unidos y evaluaron el nivel de exposición a los organofosforados por medio de los alimentos.

Los niveles de organofosfatos de los participantes fueron calculados a través de los datos del USDA12sobre los niveles promedio de residuos de pesticidas encontrados en el consumo de frutas y vegetales informado por cada persona.

Para verificar la precisión de sus estimaciones, compararon las exposiciones a pesticidas calculadas frente a los niveles reales de metabolitos de pesticidas (productos de degradación) excretados en la orina de un subconjunto de 720 participantes.

Como se esperaba, las personas que consumían productos cultivados convencionalmente tenían altas concentraciones de metabolitos OP, mientras que los que consumían productos orgánicos tenían niveles significativamente más bajos.

Las personas que “a menudo o siempre” consumían productos orgánicos tenían niveles aproximadamente 65 % más bajos de residuos de pesticidas, en comparación con las personas que consumían la menor cantidad de productos orgánicos.

Según la autora principal, Cynthia Curl:

Si me indicara lo que normalmente come, podría decirle cuán probable sería que su exposición a pesticidas fuera elevada. El estudio sugiere que al consumir versiones orgánicas de los alimentos con mayor contenido de residuos de pesticidas, podemos hacer una diferencia significativa“.

El herbicida más utilizado es considerado un agente cancerígeno                                                                                

El glifosato, el ingrediente activo presente en el herbicida Roundup–el más vendido por Monsanto–es uno de los herbicidas más utilizados en el mundo, tanto en plantas convencionales como transgénicas.

Cada año, un estimado de mil millones de libras son rociados en nuestros cultivos alimenticios, por lo que es posible que el habitante promedio de los Estados Unidos consuma varios cientos de libras de alimentos contaminados con glifosato al año.

En marzo, la Agencia Internacional de Investigación Sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), una división de la Organización Mundial de la Salud (OMS), reclasificó al glifosato como “probable agente cancerígeno” de Clase 2A.

La Agencia de Protección Ambiental de California (EPA, por sus siglas en inglés) hizo lo mismo, y recientemente emitió un aviso de intención13 para etiquetar al glifosato como “agente conocido por causar cáncer”.

Los trabajadores agrícolas demandan a Monsanto por su exposición al glifosato

Desde la determinación de la IARC, el personal agrícola ha comenzado a demandar a Monsanto por su previa exposición al glifosato.14

El trabajador agrícola de los Estados Unidos, Enrique Rubio, afirma que su cáncer de huesos fue causado por aplicar glifosato durante nueve años tan solo con una máscara de papel como medida de protección,15 y la asistente hortícola, Judi Fitzgerald, presentó una demanda alegando que esta sustancia estuvo involucrada en su leucemia.

Las demandas acusan a Monsanto de “fraude científico” en la comercialización y venta del Roundup, al engañar intencionalmente a los reguladores sobre los riesgos del Roundup, y no advertir de forma adecuada a los usuarios sobre su potencial carcinogénico. Según Bloomberg:16

Una auditoría realizada por la Agencia de Protección Ambiental en Bio-Test laboratories–una empresa contratada por Monsanto para comprobar la toxicidad del Roundup en los años 70–reveló una ‘falsificación en los datos de rutina’ del laboratorio que invalida los estudios de Monsanto sobre el producto, según indican las denuncias.

Fitzgerald y Rubio también afirmaron que el propietario de Craven Laboratories–otra empresa contratada por Monsanto en los años 90–fue declarado culpable por prácticas clínicas fraudulentas en pruebas de pesticidas y herbicidas, incluyendo al Roundup“.

La denuncia de Rubio estableció específicamente que:

Monsanto le garantizó a la población que Roundup era inofensivo. Para probar esto, Monsanto defendió datos falsificados y atacó estudios legítimos que revelaron sus riesgos“.

La EPA fue declarada culpable de violar la ley cuando aprobó este potente insecticida

Los pesticidas no solo amenazan la salud humana, sino que también pueden ser devastadores para nuestros preciados polinizadores. Las abejas y las mariposas monarca son dos poblaciones de especies que han disminuido debido al uso excesivo de pesticidas.

Los neonicotinoides fueron identificados como agentes particularmente dañinos para estos insectos esenciales; sin embargo, en los Estados Unidos, no se han tomado suficientes medidas para frenar su uso.

Hace dos años, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los Estados Unidos aprobó el neonicotinoide Sulfoxaflor—una acción que generó gran preocupación entre los grupos comerciales de apicultura, incluyendo a la Asociación Americana de Productores de Miel y la Federación Americana de Apicultura.

Después de revisar los datos de registro, EarthJustice descubrió que la agencia no había cumplido con sus propias directrices al aprobar el insecticida, por lo que presentó una demanda contra la EPA.

Según informó PRI.org:17

Por lo regular, los tribunales le otorgan mucha consideración a la EPA con respecto a este tipo de cuestiones porque involucran una gran cantidad de experiencia científica; con frecuencia los tribunales son reacios a cuestionar la ciencia.

Pero, en el caso de Sulfoxaflor, [el abogado de planta de EarthJustice, Greg] Loarie indicó: “Carecía de mucho sustento científico y fue muy claro que la EPA simplemente no contaba con esos datos fundamentales, el tribunal consideró que la inscripción debía anularse a menos y hasta que la información fuera efectiva“.

Por ahora, Sulfoxaflor fue retirado del mercado, pero realmente es asombroso que la EPA sea tan imprudente como para aprobar un pesticida sin las pruebas de seguridad adecuadas cuando las muertes de abejas representan una amenaza tan grave para la producción alimenticia humana.

Solo sirve para demostrar hasta qué punto se permite que los beneficios corporativos tengan prioridad sobre la supervivencia humana y sostenibilidad a largo plazo.

La mayoría de las naciones de la UE intentan evitar el cultivo de transgénicos

Si bien, uno de los argumentos de venta de las plantas transgénicas (GE) fue que reducirían el uso de pesticidas, tales promesas han resultado ser completamente incorrectas, ya que el uso de pesticidas ha aumentado desde la introducción de los cultivos transgénicos, y con ello, la exposición a los pesticidas por medio de los alimentos, ya que estos cultivos están más contaminados.

Incluso, los cultivos Bt están diseñados para producir internamente la toxina Bt, y las plantas en sí están registradas como pesticidas.18

Los cultivos transgénicos también promueven la destrucción ambiental al deteriorar la calidad de los suelos19 y reducir la biodiversidad,20 ambos son principios básicos de la agricultura sostenible y seguridad alimentaria.

En general, Europa ha sido más renuente a los transgénicos (GMOs), y esa resistencia no demuestra alguna señal de disminuir. De hecho, 19 de los 28 países miembros de la Unión Europea han solicitado la exclusión voluntaria de los cultivos transgénicos21–una opción que fue convertida en ley en marzo.

Algunos de los países que se niegan a cultivar transgénicos en algunas partes o en todo su territorio son Austria, Bulgaria, Croacia, Chipre, Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, los Países Bajos, Polonia, Eslovenia, Bélgica para la región de Valonia y Gran Bretaña para Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

Según informó Reuters:22

Esta ley fue introducida para terminar con los años de estancamiento, ya que los cultivos transgénicos han dividido la opinión en Europa. Aunque se cultivan ampliamente en América y Asia, en Europa ha surgido una fuerte oposición pública y los ambientalistas han expresado su preocupación por el impacto en la biodiversidad…

Según la nueva ley, la Comisión Europea es responsable de las aprobaciones, pero las solicitudes de exclusión también deben enviarse a la empresa que presenta la solicitud. En respuesta a las primeras solicitudes de exclusión en agosto, por parte de Letonia y Grecia, Monsanto dijo que las respetaba, aunque las consideraba poco científicas“.

Otras buenas noticias: La Academia Americana de Pediatría termina su colaboración con Monsanto

Quizás la elección de Europa de abandonar el cultivo de GMOs no beneficie directamente a la población de los Estados Unidos, pero en definitiva disminuye el intento de la industria de la biotecnología de obtener el control global, y proporciona la esperanza de que aún podemos lograr un cambio en los Estados Unidos, donde Monsanto siempre ha recibido un pase libre para ejercer su poder a voluntad, pero ahí también se han observado señales de cambio.

Por ejemplo, la Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) ha confirmado que ha cortado sus lazos con el gigante de la tecnología química, luego de una campaña exitosa iniciada por madres preocupadas. (Así mismo, la Academia ha terminado su relación con Coca-Cola–otra “victoria” para las familias y niños de los Estados Unidos). Según informó EcoWatch:23

Al parecer la separación entre esta empresa de biotecnología polarizadora y la asociación de pediatras fue encabezada por el fundador de Mamavation y la ‘activista de alimentos’, Leah Segedie, quien se enfrentó al equipo de asuntos públicos de AAP después de enterarse de esta ‘nefasta alianza…’

‘Logré hacer contacto con el interior de la AAP para discutir el impacto negativo que una empresa como Monsanto podría tener sobre su imagen’, indicó Segedie para EcoWatch…

‘Considero que la confianza de las madres es fundamental para la AAP; así que colaborar con una empresa que obtiene sus ganancias a través de sustancias tóxicas no es consistente con su misión, en especial cuando tal empresa es la fabricante de DDT, PCB, Agente Naranja, glifosato y transgénicos…

Simplemente, no tienen un historial consistente de generar confianza, en especial con relación a la parte más vulnerable de nuestra población–los niños’, continuó.

‘Estoy segura de que las madres en Anniston, Alabama, estarían particularmente de acuerdo después del convenio de US$ 700 millones por haber envenenado su ciudad. Por tal razón, sentí que la relación con Monsanto dañaría su reputación y podría desviar sus esfuerzos por generar confianza con las madres en esta era de transparencia social…

¿Cuáles son los principales alimentos en los que debe elegir opciones orgánicas?

Todos pueden ser perjudicados por los pesticidas, pero si es una mujer en edad fértil o tiene hijos pequeños, es especialmente importante que tome medidas para disminuir su exposición. Lo ideal es que todos los alimentos que consumen usted y su familia sean orgánicos.

Dicho lo anterior, no todos tienen acceso a una amplia variedad de productos orgánicos, y a veces pueden ser más costosos que comprar las opciones convencionales.

Una forma de ahorrar un poco de dinero y al mismo tiempo reducir el riesgo es comprar ciertos artículos orgánicos y en otros “aceptar” los que se cultivan de manera convencional.

Los productos de fuentes animales, como la carne, mantequilla, leche y huevos, son los principales alimentos que deben ser orgánicos, ya que los productos animales tienden a bioacumular toxinas a través de sus alimentos con pesticidas, y los concentran en niveles mucho más elevados que las cantidades presentes usualmente en los vegetales.

A diferencia de las frutas y vegetales convencionales, que a veces con lavarlos y quitarles la cáscara podría reducir la cantidad de toxinas; los pesticidas y medicamentos a los que son expuestos los animales durante toda su vida podrían incorporarse en sus tejidos, en especial en su grasa.

Así que, si tiene un presupuesto limitado, en primer lugar debe optar por alimentos de fuentes animales que sean orgánicas.

Aparte de los alimentos de fuentes animales, la carga de pesticidas de diferentes frutas y vegetales puede variar ampliamente. Consumer Reports analizó 12 años de datos del Programa de Datos de Pesticidas del USDA para determinar las categorías de riesgo (desde muy bajo a muy alto) para diferentes tipos de productos.24

Debido a que los niños son especialmente vulnerables a los efectos de las sustancias químicas ambientales, incluyendo a los pesticidas, basaron la evaluación de riesgos en un niño de 3.5 años de edad.

Recomendaron comprar productos orgánicos en cualquier fruta y vegetal que perteneciera a las categorías de riesgo medio o alto; por lo que, los siguientes son ejemplos de alimentos en los que siempre debe optar por las opciones orgánicas:

 

Melocotón Zanahoria
Fresa Judías verdes
Pimiento morrón Chiles picantes
Mandarina Nectarina
Arándano Batata dulce