TABACO ORAL: 95% MÁS SEGURO QUE EL CIGARRILLO

El “snus”, una mezcla de tabaco típica de Suecia que se consume a través de las encías, se considera una alternativa saludable a los cigarrillos. Según el Foro Mundial sobre la Nicotina es “95% más seguro que el cigarrillo”. Sin embargo, los críticos advierten que se subestima el riesgo, pues contiene 28 carcinógenos. En las mujeres embarazadas, su uso puede conducir a abortos involuntarios.
Parecen pequeñas bolsitas de té, pero no contienen ninguna infusión sino una mezcla de tabaco finamente molido, agua, sal y aromas. El “snus” se coloca por debajo del labio superior o inferior y permanece allí hasta una hora, a veces más. La saliva libera la nicotina, que luego es absorbida por el torrente sanguíneo a través de la mucosa oral. La sal favorece la absorción de la nicotina. Y el efecto es similar al de un cigarrillo: acrecienta el pulso, relaja y despierta.

El snus tiene una larga tradición en Suecia y Noruega. Ya en 1822 Jacob Fredrik Ljunglöf produjo la variedad más antigua. El aromático producto de tabaco es especialmente popular entre los adolescentes suecos y noruegos. En el resto de Europa, por el contrario, el comercio de snus está prohibido. Esto está regulado por la “Directriz sobre las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de los Estados miembros sobre la fabricación, empaque y venta de productos de tabaco (2001/37/CE)”. El propósito de la directriz es promover el cuidado de la salud. En Alemania se establece expresamente en el § 11 que “está prohibido comercializar productos de tabaco de uso oral.”

El snus se coloca por debajo del labio superior durante hasta una hora/ Christian Jensen, flickr
Sin embargo, el consumo de snus está permitido en Alemania si el usuario tiene al menos 18 años de edad. Los alemanes que pasan sus vacaciones en Suecia pueden traer alrededor de 1 kg de snus para uso privado. Con un peso de 34 gramos por lata, esto equivale a alrededor de 29 latas de snus. La reventa a amigos y conocidos o por correo está prohibida.
Prohibición bajo ataque
El grupo de consumidores británico “New Nicotine Alliance” (NNA) considera que el snus es una alternativa saludable al cigarrillo, y por ello ha presentado una demanda contra la prohibición, que ahora está siendo examinada por el Tribunal de Justicia de las Unión Europea. Gerry Stimson, presidente de la NNA, opina: “La prohibición reduce el número de alternativas más saludables a los fumadores y tiene un impacto negativo en la salud de la población.”
Los participantes del Foro Global sobre la Nicotina, una conferencia internacional sobre productos con nicotina, también consideran que el snus representa una alternativa saludable al cigarrillo. Pero, ¿qué objetivo tiene el llamado Foro Global sobre la Nicotina? “En mi opinión, esta conferencia persigue claramente como objetivo la promoción del principio de reducción de daños, que, por otro lado, también es un propósito de la industria tabacalera”, opina Katrin Schaller, del Centro Alemán de Investigación del Cáncer en Heidelberg. “El tema principal de estas conferencias son los cigarrillos electrónicos, pero también se habló mucho del snus. En especial con respecto a los cigarrillos electrónicos, llama la atención que muchos científicos que son fuertes defensores de los cigarrillos electrónicos participan como oradores, incluyendo muchos con conflictos de intereses. Varios grupos de interés del cigarrillo electrónico están listados como patrocinadores del evento en 2017. En los años 2015, 2016 y 2017, varios representantes de la industria tabacalera también hablaron durante el programa de la conferencia, y en los últimos años también ha participado el inventor del cigarrillo electrónico moderno.”
Según Peter Lee, epidemiólogo y estadístico médico, el snus es un 95% más seguro que el cigarrillo en lo que se refiere al riesgo de cáncer. El investigador sueco Lars Ramstäm está convencido de que, si el snus estuviera disponible en Europa y contara con un número equivalente de consumidores, se podrían evitar hasta 320.000 muertes prematuras cada año en hombres. La razón sería que el snus presuntamente no aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad pulmonar, un accidente cerebrovascular o una enfermedad cardíaca.
El snus contiene 28 sustancias cancerígenas
Pero las bolsas de tabaco aromático no son tan inofensivas como cabría suponer en base a estas afirmaciones, pues, a pesar de que los fabricantes pudieron reducir la cantidad de sustancias cancerígenas mediante el proceso de producción, el snus todavía contiene 28 sustancias cancerígenas, incluyendo la tóxica N-nitrosamina.
• Los primeros efectos secundarios dañinos pueden presentarse inmediatamente después de consumir una bolsa: síntomas de intoxicación como náuseas y dificultades para respirar; en altas dosis incluso paro respiratorio.
• Las mujeres embarazadas presentan una mayor probabilidad de tener un aborto espontáneo o un parto prematuro.
• Alrededor de siete de cada diez consumidores de snus sufren de una leucoplasia oral, una lesión por lo general blanca de la mucosa oral.
• En adición, los amantes del tabaco oral están expuestos a un riesgo hasta nueve veces mayor de sufrir periodontitis.
Hasta ahora no se ha podido encontrar una relación significativa entre el consumo de snus y el carcinoma oral. Sin embargo, un estudio reciente dedicado al naswar demuestra que esto no se puede aplicar a todos los productos de tabaco para uso oral. El naswar es una mezcla de hojas de tabaco, ceniza, hidróxido de calcio (cal muerta) y diversos aromas que se coloca en la cavidad bucal. Según el estudio, las personas que usan el polvo o la pasta verde tienen un riesgo de sufrir cáncer oral unas veinte veces más elevado que los no consumidores.
Un estudio de casos y controles confirmó la sospecha de que consumir naswar aumenta el riesgo de cáncer oral. De acuerdo con Hajo Zeeb, director del Departamento de Prevención y Evaluación del Instituto Leibniz de Investigación Preventiva y Epidemiología, la razón radica en que el naswar contiene una proporción relativamente alta de nitrosaminas (nocivas y específicas del tabaco) en combinación con un elevado contenido de nicotina. “La alta cantidad de la adictiva nicotina lleva a los consumidores a utilizar con mayor frecuencia este producto dañino. Por otro lado, el hidróxido de calcio añadido provoca un aumento del pH, lo que a su vez promueve la liberación y absorción de nicotina. Además, el valor alcalino de pH también daña la mucosa provocando lesiones en el tejido, lo que siempre constituye un factor de riesgo para el cáncer. El snus no incluye cal.” Por si fuera poco, la ceniza del naswar también contiene metales pesados, que acrecientan todavía más su toxicidad.
“Snusear”: todo menos saludable
Hace ya 10 años que un grupo de científicos del Instituto Karolinska [Paywall] descubrió que los consumidores de snus desarrollan un tumor pancreático aproximadamente el doble de veces que las personas que no lo consumen. Además, los usuarios de snus son más propensos a desarrollar diabetes mellitus. Científicos [Paywall] de la Universidad de Umeå y del Instituto Karolinska analizaron para ello cinco estudios diferentes con un total de casi55.000 participantes. El resultado: entre las personas con un consumo elevado de snus (siete latas con 20 sobres o más por semana) el riesgo de diabetes aumentaba en un 70%. Con un consumo de cinco a seis latas con 20 sobres por semana, la probabilidad de desarrollar la enfermedad ascendía al 40%. Según los autores esto se debe a la nicotina, que inhibe la sensibilidad a la insulina y promueve la liberación de cortisol, lo que puede conducir a una resistencia a la insulina.
El consumo de snus incluso puede afectar negativamente a los pulmones. Según un estudio en BMJ Open, el riesgo de sufrir de asma es un 50% más alto para los amantes del snus que para los no consumidores. Para obtener este resultado, científicos de Suecia e Islandia evaluaron cuestionarios de 16.000 personas que jamás habían fumado pero que eran consumidores de snus. Un punto débil del estudio: no se indica cuántas bolsitas consumen por día. Los científicos sospechan que el snus causa una inflamación del tracto respiratorio superior, que más tarde se desplaza a la zona inferior, de forma similar a una rinitis o una infección.
Snus para dejar de fumar
Los defensores del Foro Global sobre la Nicotina están convencidos de que el snus podría ayudar a las personas a dejar de fumar. No obstante, el Centro Alemán de Investigación del Cáncer señala que el snus está prohibido en Alemania y no está homologado para la deshabituación del tabaco. Hasta el momento no existen evidencias convincentes de que los productos de tabaco sin humo puedan ser útiles para dejar de fumar. Usar tabaco oral para dejar de fumar transmite a los fumadores la sensación engañosa de que consumir snus resulta inofensivo para la salud. Además, el snus es potencialmente adictivo, por lo que dejarlo puede llegar a ser muy difícil. De modo que, en el mejor de los casos, los productos de tabaco sin humo pueden servir para que los fumadores de cigarrillos se adapten a productos de tabaco sin humo, pero no los ayudan a dejar de consumir tabaco.
En adición, las bolsas de tabaco aromático son una clásica droga de iniciación para los adolescentes. En los Estados Unidos y Suecia el consumo aumentó sobre todo entre los hombres jóvenes. Según Maja-Lisa Løchen, profesora de medicina preventiva en el Instituto de Salud Pública de la Universidad de Tromsø (UiT), en Noruega consumen snus un 10% de las mujeres jóvenes y el 25% de los hombres jóvenes. Muchas compañías han reconocido el potencial del snus y desarrollan estrategias especiales de mercadeo para jóvenes, especialmente para las mujeres.